Foto de: El Español

El vicepresidente del gobierno Pablo Iglesias, en las ultimas horas, ha mantenido una conversación con Arnaldo Otegui, coordinador general de Bildu, con el objetivo de expulsar a los partidos constitucionalistas del plan de la Moncloa.

Ambos partido llevan semanas negociando conversaciones con el fin de proponerles a Bildu, una “oportunidad de oro” para no perder credibilidad en el País vasco y ofrecerle a los partidos independentistas otra cuantía importante de los fondos europeos para Cataluña.

El partido morado cuenta con la esperanza de que el apoyo de Bildu en los Presupuestos pueda llegar a provocar un efecto mariposa que acerque también al PNV y a ERC, evitando así que Pedro Sánchez y el partido socialista puedan dar un movimiento hacia el centro con el apoyo de ciudadanos.

Sin embargo dentro del bloque socialista que conforma el Gobierno ven a ciudadanos como una prioridad institucional para la “aprobación de un presupuesto sólido y casi terminado” según fuentes del gobierno.

En este punto de ambas negociaciones, desde fuentes internas, se cree que Sánchez ha dejado iniciar las negociaciones a Pablo Iglesias con Bildu y ERC para quemar socialmente la confianza en el líder de Podemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

 Estoy de acuerdo con la política de privacidad adaptada al RGPD *